En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

1 de marzo de 2013

Enarino es un fatalista no lo puede remediar





                                           Enarino.
 
Es un gran amigo, siempre me cuenta que es un producto de la fatalidad, y ese su nombre debía ser en verdad.

Me lo explica tratando de a todos los que le escuchan convencer.
                                             
 

Dice que sus progenitores cuando eran novios se  fueron a la Hera para trillar, y tanto polvo aguantaron que los pobres se intoxicaron, y fue una fatalidad que al cabo del tiempo el tuviese que nacer.
 

He sido víctima de la fatalidad, ya que de una morena  me he tenido perdidamente enamorar. 

He sido víctima de la fatalidad, por fuerza tenía que aceptar como animal de compañía un pulpo
 
                                   o un calamar.
                                     
He sido víctima de la fatalidad pues esa Morena resulta que no era tal  no tenía dos piernas sino tres,
 
y ese derroche no lo podía aguantar pues en la compra de zapatos me podría arruinar. 

He sido víctima de la fatalidad que me pusiese este nombre el cual nadie quiere escuchar.
 
y una fatalidad sería el que alguien este relato me lo quiera compar,para mi menda lerenda poder desayunar

17 comentarios:

  1. Hola josé ; la verdad es que este chico tenía muy mala suerte con su vida y para acabar de rematar con su nombre y por lo de la venta del relato no te preocupes que yo te invitó a desayunar café con leche y churros ; vale ¿Que dices ; te apuntes ? Besos de Lm .

    ResponderEliminar
  2. Querido amigo, aunque un poco tarde te deseo muy feliz cumpleaños. Muchos besinos y que este año que acabas de estrenar te conceda todos tus sueños y anhelos.

    ResponderEliminar
  3. Te doy dos besos por el relato, uno por la noche para que duermas bien y otro por la mañana para que tu día sea luminoso.
    Besos, dos.

    ResponderEliminar
  4. ¿Es posible tanta fatalidad?, de ser así, lo mejor es irse al monte y tirarse por un tajo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que el relato vale un buen dinero.
    Ojalá le venga una racha de buena suerte.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. La suerte viene por si sola. Seguro que si vas a buscarla dejaría de ser suerte.Esta canción de yo paso de todo, la encuentro alegre
    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Ingenioso relato, sí , me gustó.

    Bastante, un abrazo, Jose. Buen relato.

    ResponderEliminar
  8. JosÉ:
    Pues este Enarino sí que es un fatalista, se le pegaron todos las desgracias.
    A él le cabría bien decir: "estoy tan acostumbrado a perder, que cuando empato... ¡me asusto!"
    No hay caso, están los que nacen con estrella y los que nacen estrellados.
    Aunque, al menos, ya le invitaron a un desayuno más arriba y yo le pagaría un almuerzo.
    Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  9. Vaya con la morena jajaja, y es verdad que iba a salir caro en zapatos, y eso sin añadir a lo mejor el extra que iban a cobrar por encima ser tres, encima no poder ser comprar dos pares, sino tres, lo cuál eso sería un plus! seguramente...

    Muy bueno.

    Un saludo además de desearte un GRAN FIN DE SEMANAAA!!!!

    ResponderEliminar
  10. Seamos sinceros el nombre acompaña al hombere feo feisimo lo anormal es que tuviera suerte, caray. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  11. Que mala suerte la mia, dirìa el pobre todos los dias.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
  12. Y yo te compraría el relato de lo bueno que es.

    Besos, muy bueno.

    Bueno, no te lo compro, solo te doy muchos besos.

    De verdad , felicidades por le relato.

    ResponderEliminar
  13. Bom dia José!
    Gosto de rir pela manhã, e isso já aconteceu hoje aqui, com a mulher das três pernas. Eu quando era pequeno conheci dois homens, um faltava-lhe a perna direita o ou outro a esquerda, eles conheceram-se numa feira onde iam comprar sapatos e botas, a partir desse dia começaram a comprar só um par, um levava o direito o outro levava o esquerdo, quis a fatalidade que fosse assim. Sempre era mais barato que comprar quatro sapatos para uma mulher com três pernas.

    Abraço,
    José.

    ResponderEliminar
  14. Quién sabe... A lo mejor es que no ha sabido disfrutar de su suerte...

    Un beso.

    Sakkarah

    ResponderEliminar
  15. Ya tuvo mala suerte por nacer con ese careto, ;)

    Un abrazo amigo Jose

    ResponderEliminar
  16. Dile a Enarino que no desespere, la suerte de un feo un guapo la desea.
    Estoy segura que puede tener un alma maravillosa, no todos ni todas buscan una cara bonita.
    Estoy encantada de que este aparatito siga funcionando.
    Abrazos para que los compartas con el protagonista de tu entrada, los cariños siempre son bien recibidos.
    Kasioles

    ResponderEliminar