En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

11 de febrero de 2018

Mi alcaldesa



Mi alcaldesa le dicen la bien peina porque tiene siempre la melena un poco alborota. 
Me decidí ir a verla y pedirle trabajo, ya fuese de noche o de día, fui llorando mis penas y escondiendo mis alegrías.

Al verme se creyó que era un marroquí y no uno del mismísimo Madrid.

Me propuso que le contara todos los árboles que en mi distrito existen.

Oiga tengo dos compañeros y dos compañeras, porque ese trabajo es bastante pesado, me dijo tengo el dinero, para gastármelo aunque sea el algún que otro macetero.


Contento bailando y algunas veces brincando salí dispuesto, a, con mi nuevo trabajo con ilusión cumplir.
Tan contenta ha quedado que otro trabajo me tiene preparado.


Esperemos que no me mande a desgastar vías de trenes, porque ese trabajo si seria de verdad muy pesado 

2 de febrero de 2018

Político cariño no me digas amigo


 Político cariño no te esfuerces en tratarme de amigo.

No ves que soy mayorcito y no me he caído de un guindo.

Tampoco me has escuchado en tu hombro reír o llorar, lo único que los oídos de acufenos llenos los tendrás, de lo que te he implorado y tú nunca mis problemas los has querido solucionar.


Te crees el perfecto el cual solo tú sabes lo que nos hace falta, claro que sí, pero lo que queremos oír y ver que salga de ti eso lo escondes y solo nos haces mentir.
Ya sé que te sientes como un bebé por eso de la teta quieres chupar aunque la dejes secar.


Mírame de frente porque la mirada refleja la riqueza del alma y el corazón.
Y tú ese lo tiene solo para alguna sin razón.


Sabes que por tus ideas la gente con el amigo se enfadará para defenderte hagas lo que hagas, aunque con sus votos te alíes con san judas eso que más te da.