En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

31 de marzo de 2013

De paseo por la ruta del buen yantar


 A platero y a mí, se nos ocurre hacer la ruta del buen yantar, y que mejor que por Burgos empezar, para a la ruta del quijote tener fuerzas y poder llegar.

Deseamos pronto llegar para conocer a Sancho Panza y su forma de yantar.
 

Mi amigo dice, tenemos un buen cordero, y aunque sea a medio asar no le debes de poner faltas ya que no lo vas a pagar,
 uno que dice llamarse Elrichi es el que lo va abonar, advirtiendo que si el lechazo no te gusta sacrificado serás, hasta que lo sepas degustar, y no digas que en Burgos no se puede creer que con ese sabor puedes enloquecer como el Hidalgo que quieres conocer.
 
 
Leche la nieve me termina de no poder de gorra comer, pues las cadenas no se poner y ,atascado he quedado aterido y congelado, socorroooooooo a ver si Elrichi coge la tercera vía y, tiene a bien recogerme o me envía un
 


San Bernardo, para  que me haga la prueba del alcohol antes de recogerme, y me evite la policía
 
 

7 comentarios:

  1. Bueno, pues tras el parón vacacional, aquí estamos de nuevo, gracias a Dios, con nuevas ilusiones. ¡¡¡Felices Pascuas a los dos!!!

    ResponderEliminar
  2. A Elrichi más vale decirle que el lechazo está buenísimo...

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Difícil será encontrar un lechazo que no esté bueno por esas tierras castellanas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Simpática entrada, buenas fotos, gracias por compartirlas, un abrazo, !! que aproveche¡¡

    Saludos.

    Me gustó, besos, Jose.

    La canción muy simpática también, alegras a los que te leemos, saludos.

    Espero que te sigas cuidando así de bien, saludos.

    ResponderEliminar
  5. Pues cuando quieras te pasas por Zaragoza, que el ternasco de aragon esta de rechupete,

    Un abrazo amigo Jose

    ResponderEliminar
  6. Has sabido elegir muy bien. Tanto en Burgos como en Valladolid, se pueden degustar excelentes lechazos asados. Es algo tan popular, que el que pasa por estas tierras no puede reprimir la tentación de comerse unas chuletillas o una paletilla bien asada.
    Eso sí, el frío y la nieve son habituales, sobre todo en Burgos.
    Se te echaba en falta.
    Abrazos.
    Kasioles

    ResponderEliminar