En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

11 de noviembre de 2017

Soy muy liberal



Soy liberal por nada deseo a ninguna mujer defraudar.

Es normal cuando me ven que todas me quieran abrazar, algunas esas las más decididas, con algún beso me quieren obsequiar.

Me encantan que las mujeres a mi lado se sientas realizadas y sus ilusiones alcanzadas.


Alguna vez me causa algún problema con mi esposa amiga y mujer, ella no entiende ni conoce lo que es ser muy liberal.

Cuando se le sube el pavo solo me quiere atar, para que no me escape y con alguna amiga haga un crucero por el mar.


Ella dice que quiere ser liberal, si cariño, te puedes comprar lo que te apetezca.

Que salgas con tus amigas no me parece nada mal.  

Vete a ver un pase de modelos, claro, solo de bellas princesas, porque ya sabes los príncipes eso es mentira, están todos atados.



De los hombres no te puedes fiar, has tenido suerte que has dado conmigo que soy tu mirlo blanco,

piando bellas melodías para que duermas bien ya sea de noche o de día  

4 comentarios:

  1. Libre para expresarse, para sentir, para ser.

    Un placer leerte, amigo José.

    Besos y feliz domingo.

    ResponderEliminar
  2. Pero que bonito escribes amigo.
    Liberal pero con clase y elegancia.
    Libre para sentir y decir lo que se siente.
    Un abrazo.
    Ambar

    ResponderEliminar
  3. Jajaja, un auténtico mirlo blanco...
    Muy bueno. Me ha encantado.
    Saludos

    ResponderEliminar