En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

25 de noviembre de 2015

El sincero amor


 El amor como la amistad, algunas veces sufre una

gran debilidad.

 


Siempre se recupera, porque el amor es un sentimiento que nunca perece ni perecerá, el que profesa amor está lleno de humanidad, y en los corazones siempre lo deja presente lleno de sinceridad.

 


La persona, desaparece su materia física, pero ese amor que supo sembrar, por todos los sitios que solía frecuentar todos lo recordarán 

 

Esto es una prueba mientras busco quien me puede arreglar este desaguisado. Pues no me deja comentar ni en este blog ,lo intente en otros y en unos si me deja en otros repito no me deja opinar

 

7 comentarios:

  1. Así es amigo, el legado que dejamos cuando morimos, es el amor que hemos repartido en vida.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Así es amigo, el legado que dejamos cuando morimos, es el amor que hemos repartido en vida.
    Abrazos

    ResponderEliminar
  3. Es mor es la semilla para nuestra eternidad.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Recojemos lo que sembramos.
    Muy ciertas tus palabras.

    Es raro que no puedes comentar en algunos blogs y otros si.
    Tampoco puedes comentar en el tuyo. Ummmm !!!!!!!!

    Un beso amigo
    Isa

    ResponderEliminar
  5. El amor...... todo lo puede. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. No sabía que tuvieras problemas con el blog.
    A ver si se soluciona pronto. Bs

    ResponderEliminar