En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

25 de octubre de 2010

El Internete

El otro día me llamaron invitándome a visitar a mis queridos ancestros del lugar, ya que hace años no los veo solo me acuerdo cuando en la era me dejaban jugar  

Ellos viven en eso que a todos les da por decir en esos pueblos abandonados de la mano de dios,nadamás lejos de la realidad pues esos pueblos no están abandonados cuando más o menos gente por ellos son ocupados.

Y la mano de Dios por muy lejos que estén esos pueblos siempre con ellos estará pues nunca esa mano los abandonará.

El caso es que llego al pueblo me encuentro a tres en la cantina pues aún al bar ellos le siguen llamando cantina.


 Los tres sorprendidos se vuelven mirando de arriba a bajo no se lo querrían ver supongo y presupongo que la corbata podría ser.
Alas buenas tengan ustedes, y continuación pregunto por mi tío Gumersindo ese que es un poco tonto y parece que se cayo de un guindo.

Los tres al unísono me responden esta de pleno¡¡¡, como de pleno!!! Si es que hoy se reúne los mandamás del pueblo, esos que todo lo quieren fiscalizar.

¿Dónde es la reunión? en el bancal del tío Remigio el concejal, dicen que debajo del peral las cosas del pueblo siempre se terminan por arreglar.


¿Qué quieren arreglar? Una cosa muy importante dicen ellos, quieren traer el espejo de la cultura, ellos dicen que será un balcón para disfrutar de los adelantos y el pueblo pueda progresar.

Nosotros creemos que también nos puede traer muchos quebraderos de cabeza, ellos dicen que no, será una gran riqueza cultural, nos maliciamos puede ser no también y si muy mal.

Quieren traer el Internete de una vez y eso que también se llama el tedete, y nosotros nos maliciamos que a la profesora la quieren echar para ellos guardarse los cuartos, los pobres zagales no creo que se puedan acostumbrar a estudiar sin su doña Rogelia.

También quieren contratar a uno de esos que dicen arregla la paranoia, no sabemos que herramienta puede ser ni para que puede valer, el bachiller del pueblo por que sepa usted tenemos uno que estudio bachiller, estuvo dos mese en la capitaleja y cuanto sabe el zagal.

Pues nos dice que se malicia que eso es para arreglar la testa a estos del pueblo, ya que cada día están cambiando de mote apodo y eso al alcalde que es una persona muy instruida no le parece serio, y consultó con el galeno del pueblo de al lado, según le dijeron que el pueblo tiene un problema serio, y sus habitantes sufren de inseguridad personal, yéndoseles la olla sin saber porque.

Como alcalde, tiene que mirar por su pueblo que tengan una salud mental equilibrada y sus neuronas no se les marche en aventuras y desventuras de las que no puedan realizar.







20 comentarios:

  1. La paranoia no es fácil de arreglar.
    Ni en ese pueblo ni en la capital.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Pobres de nosotros.Deberían primero arreglar a los culpables de la paranoias causadas a los pueblerinos del lugar.Además con o sin paranoia, no serán librados de sus impuestos

    ResponderEliminar
  3. Hay pueblos tan abandonados que no sólo no les llega internet, sino que ni pueden ver la tele.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Llevas razón maría.En Friol 20 Kmtros (Lugo) no les llega internet, porque dicen las compañías telefónicas que para 10, personas no les es rentable colocar una antena.

    ResponderEliminar
  5. Son como esos pueblos que se les dice fantasmas.
    A mi me gustan.
    Todavía hay muchos.
    Lastima que no tengan buena salud y demás necesidades.

    Un beso José!

    ResponderEliminar
  6. Me interesaria saber como se arregla la paranoia!! Yo anduve en un lugar donde no habia ni luz!! asi que lo de internet seguia siendo un sueño.. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Bueno, Jose, lo primero que me has hecho es reir con lo de tu tío.
    Si tienen paranoia, difícil solución le veo, auque poco a poco puede que vayan integrando internet en sus vidas.

    Pueblos como del que hablas son una delicia descubrilos.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Jose!
    Se calhar são mais felizes assim, muita informação, dá mais conhecimento, mas não dá mais felicidade.

    Abraço,
    José.

    ResponderEliminar
  9. jeje, me ha encantado la entrada José, porque como bien sabes, yo vivo en uno de esos pueblos, diríamos, abandonados de la mano de Dios y, hace poco que conseguí la conexión a internet y, mira, no nos va tan mal... ;-) Abrazos ;-)

    ResponderEliminar
  10. A mi como a Carzun me ha encantado también :)

    Cuando me entero que pueblitos aquí en México donde están los indígenas ya cuentan con Internet me da un gusto que no te imaginas :)

    Ver a lo pequeñitos de la aldea Indígena sentados frente a sus computadoras conectados con el resto del mundo

    PD Me puse como tu seguidora de nuevo, que raro si yo ya lo era

    Besos querido Jose

    ResponderEliminar
  11. Me gusta tu escrito. Me trae recuerdos bonitos de esos pueblos que van quedando casi despoblados...

    Internet llega a todos los sitios ;)

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  12. Interesante y divertido post tocayo José. yo soy un poco paranoico creo jejeje.
    Ya he regresado, yalo sabes. Gracias por visitarme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Un relato con rima y melodía. Muy ingenioso y divertido.

    Besosssss.

    ResponderEliminar
  14. Pero José, ¿en que idiomas has comentado? No me digas que en Portugués...Si apenass entendemos

    ResponderEliminar
  15. Hola Jose
    He leído la historia una y dos veces y se me quedó la idea que eres un buen cuentador de las mismas.
    No es solo en ese pueblo donde vive tu tio Gumersindo que hay miedo de todo que sea novidad. La Internet aún es mirada de revés por muy buena gente que se dice de adelantada.
    Bueno, como puedes ver no te he olvidado y por eso aquí estoy...y volveré.
    Un beso Jose.
    Janita

    ResponderEliminar
  16. Paso de nuevo a saludarte. Un beso, Jose.

    ResponderEliminar
  17. Hola Jose ,pueblo con sabor a pueblo, pasa el tiempo y estos pueblos de siempre no cambian siguen casi igual ,yo vivo en uno de esos pueblos pequeños andaluces y están igual que hace 20 años todo sigue igual.

    Buen texto.

    Un abrazo de MA para ti.

    Gracias por tu huella bloguera.

    ResponderEliminar
  18. Hola, Jose:

    No tienes nada nuevo, pero te dejo mis saludos.

    Un beso.

    ResponderEliminar