En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

11 de abril de 2010

La música




La música que poder tiene pues suene bien o mal a otra esfera y en otra dimensión al escucharla tú Píritu lo suele transportar.




Me ocurre cuando viajo en el metro y me ofrecen una alegre melodía, sacando esas suaves notas del violín del saxo o la guitarra, demostrando tener mucho arte con que generosidad te la regalan por lo que les quieres dar.



Ese día en mis furibundos pensamientos me terminan de enseñar que me parezco a una fiera, ya que en mi persona han sembrado el día de luz y claridad quedando felizmente relajado para el día comenzar.


5 comentarios:

  1. Yo también disfruto mucho de estos regalos.
    hay muchísimos artistas anónimos por las calles que son realmente geniales.

    La música siempre es bienvenida.
    Alegra el alma.

    Besitos José.
    Que tengas una linda semana.

    ResponderEliminar
  2. Jajaja, al fin y al cabo eres una fiera que se deja amansar...

    Me encanta la música, y me gusta la gente que alegra los pasillos del metro, y las calles.

    ¿Seré otra fiera?

    Un beso, Jose.

    ResponderEliminar
  3. La música nos alegra la vida, no podría vivir sin ella.
    La música es el arte más directo, entra por el oido y va al corazón.
    Un beso amigo.

    ResponderEliminar
  4. Como nos transforma!
    Parece un milagro.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Por si quieres pasarte, me encantaría que estuvieras allí.

    http://foros.ya.com/arte_y_cultura/general/en-el-olvido-74926

    ResponderEliminar