En un lugar de la Mancha, de cuyo nombre no quiero acordarme, no ha mucho tiempo que vivía un hidalgo de los de lanza en astillero, adarga antigua, rocín flaco y galgo corredor. Si me río de mi sombra como no lo voy hacer de lo que me asombra

1 de abril de 2010

El Cristo de los gitanos

El cristo de los gitanos de paseo ha salido, para despertar la la fe y los sentimientos que algunos los tienen perdidos.
Se muestra desnudo al mundo para decirle que todos tienen derecho, por  lo menos en tener un taparrabos y no nos olvidemos de todos esos desventurados, que no tiene ni eso un ligero taparrabos.
    

Su figura aparece por plaza nueva, enfila la carrera del Darro con el río a su vera,

 La Alhambra observando con sana envida y con  premura le cede toda su hermosura.

A esa gran figura, que en el palo está clavá y ensangrentá, es el ¡¡¡EL Cristo de los gitanos !!!.

Encara la cuesta chapiz aunque muy empinada la logra subir.

Entrando en el camino del sacromonte lleno de
históricas cuevas no pueden andar tienen que parar,

ninguna cueva quiere dejar pasar su cristo, pues las saetas empiezan a aflorar.

Son una explosión de alegría  dolor pena y sentimiento.
Eso es la saeta un¡¡ lamento!!.

Sé te encoge el corazón la emoción te embarga y no
puedes más, ante la cueva de María la canastera

gitanos y payos abrazados se echan a llorar.
Su cristo se ha marchado y en la abadía del

Sacromonte será guardado para por los hombres sus heridas y su dolor sea curado.

Contentos estarán sabiendo que su figura  y su sufrimiento para reivindicar el amor a todo el  mundo habrán llegado, pues Las televisiones de ello se han encargado




3 comentarios:

  1. Las televisiones no descansan.
    De procesión en procesión.
    Ahora el via crucis se hace desde el sofá.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. la q debe ser espectacular, es la procesion de los legionarios. no se como se llama

    ResponderEliminar